«

»

La aventura de la autopublicación

Autopublicacion La aventura de la autopublicación

El finalista del reciente Premio Planeta, Marcos Chicot, se forjó como escritor a través de la autoedición, un fenómeno que ha entrado con fuerza en el panorama editorial. Uno de cada cuatro ebooks que se venden en España son autoeditados y son más de 12.000 los títulos anuales que ven la luz a través de este sistema. Con motivo de la celebración de Liber, hablamos con algunos autores que optaron por la autopublicación para que nos expliquen cómo ha sido su experiencia, por qué escogieron esta vía y las ventajas e inconvenientes que conlleva.

Blanca Miosi

Es la escritora con más ebooks autopublicados vendidos en Amazon y cuenta en su haber con novelas como La Búsqueda o El Legado. Miosi optó por la autopublicación para reeditar algunas de sus obras libres de derechos. Una vez conocido el sistema se lanzó a publicar sus nuevas obras a través de Amazon, cuidando todos los detalles del proceso: “Jamás di a leer y a corregir mis libros a amigos, siempre he preferido la opinión de profesionales, de expertos en el uso de la lengua”. Asegura que nunca tuvo problemas para publicar sus libros por editoriales y que incluso ahora lo continúa haciendo, pero que la autopublicación resulta una opción muy práctica. “Puedo cambiar precios, portadas, hacer campañas, promocionar mis libros…  Me ha abierto un mundo que me mantiene ocupada doce horas diarias entre escribir, leer, investigar para mi próximo libro y promocionar. Y lo más importante: me ha hecho ganar dinero”.

Enrique Laso

Autor de El rumor de los muertos o Desde el infierno, adoptó la autopublicación como alternativa porque no llegaba a acuerdos con las editoriales. “Siempre querían cambiar muchos aspectos de mis libros y era algo que no me gustaba. Eran cambios radicales. La autopublicación supuso una gran oportunidad”. Hoy en día, se ha convertido en su modo de vida. Alaba la libertad que confiere la autoedición, así como que, por primera vez, es el autor el que más gana, ya que con la edición tradicional los escritores obtienen como mucho el 12% de la facturación. ¿Las desventajas? Que el autor debe responsabilizarse de todas las tareas que haría una editorial: maquetación, edición, diseño, corrección, marketing… y que, por supuesto, la novela no estará en una librería.

Belén Gaudes y Pablo Macías

El crowdfunding es lo que ha hecho posible la publicación de Érase dos veces, la colección de Belén Gaudes y Pablo Macías que destacan por su reformulación de los cuestos infantiles libres de violencia y sexismo. “Nosotros conseguimos la financiación a través de campañas de crowdfunding. Fueron casi 500 mecenas quienes hicieron posible la edición de los tres primeros libros, y así hasta los 9 que ya tenemos. Ver que muchas otras personas te apoyan económicamente para hacer tu proyecto realidad es realmente emocionante” asegura Gaudes, quien defiende que eligieron la vía de la autoedición porque sus libros forman parte de un proyecto personal y querían mantener el control de todo el proceso. Y aunque la campaña de crowdfunding es realmente una preventa, las distribuidoras alternativas han sido de gran ayuda para que sus obras llegaran a las librerías y, en consecuencia, a los lectores y lectoras.

Jorge Magano

Jorge Magano pronto comprendió que para tener éxito en la autopublicación era necesario profesionalizarse. “Al principio cometí todos los errores posibles -mala maquetación, mala portada o mala estrategia promocional, pero pronto entendí que tenía que mejorar y a medida que iba recuperando los derechos de novelas descatalogadas por las editoriales las autopublicaba, ya con mejores acabados, y eso se notó en los resultados” afirma Magano, autor de La mirada de piedra o La Isis dorada, ebook que pronto se situó entre los más vendidos de Amazon España. Para él, el proceso “sigue siendo un trabajo en equipo” y cree que “lo más interesante es que, incluso con la novela publicada, sigo recibiendo correos de lectores que señalan alguna errata y tengo la posibilidad de corregirlo incluso con el libro a la venta”.