«

»

Mujeres y policías

Police Women1 Mujeres y policíasEn el Palacio de Congresos de Fira de Barcelona, por definición, se han celebrado todo tipo de reuniones y encuentros. Médicos, economistas, físicos, empresarios, sindicalistas, vegetarianos, ganaderos o premios Nobel.

Pero nunca hasta ahora había reunido un colectivo tan singular como el de las mujeres policía. Cerca de medio millar de agentes de setenta países de todo el mundo se reunieron en el Congreso de la Asociación Internacional de Mujeres Policía para hablar de “sus problemas”, que bien mirado, son los de todos nosotros: igualdad y seguridad.

Lo son, en efecto, la prevención de la violencia contra las mujeres, el tráfico de seres humanos, la protección de las víctimas en las zonas de conflicto. Es lo que las mujeres policías han querido tratar en su encuentro en Barcelona. Esto y la igualdad en el reclutamiento y el desarrollo de la carrera profesional.

Esta última es una cuestión que traspasa el ámbito estrictamente corporativo. La presencia de las mujeres en la policía, como en tantas actividades, no se corresponde con su peso real en la sociedad. Un ejemplo lo encontramos en la Guardia Urbana de Barcelona donde la mujer se incorporó en 1979 con la constitución del primer ayuntamiento democrático y 37 años después representa el 11% de los efectivos del cuerpo o la Policía Nacional que cuenta con unas 6.000 mujeres entre los sus efectivos, cerca de un 12% del total. Porcentajes que aún así son más elevados que en otros cuerpos policiales europeos. Por encima de la media europea se sitúan los Mossos de Esquadra con un 21% de mujeres policía, similar a los cuerpos de Portugal o Alemania pero aún por debajo de los de Holanda o Suecia que ya se sitúan en torno al 30%.

Parece bastante comprobado que la mujer puede aportar una mirada específica a los problemas de seguridad y al acercamiento a la comunidad y que la tenacidad es una virtud: la Asociación Internacional de Mujeres Policía, organizadora del congreso que comentamos, se fundó en Los Ángeles en 1915.